lunes, 8 de julio de 2013

Tres técnicas de estimulación cerebral no invasiva para vivir más y mejor que puedes hacer por ti mismo

Extraigo del videoprograma Redes 163 - Estimula tu cerebro para vivir más y mejor tres técnicas de estimulación cerebral no invasiva para vivir más y mejor que puedes hacer por ti mismo:

Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente. ¿Por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro?
Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual-Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

Házlo tú mismo.
Formas de estimular el cerebro que podemos hacer fácilmente por nosotros mismos.
Si lo que queremos conseguir es que nuestro cerebro se mantenga lo más sano posible, la evidencia más fuerte, hoy por hoy, es en tres cosas bastante sencillas:

1.) Cuidar la alimentación para permanecer en el peso adecuado.
Comer la cantidad de calorías mínima para no perder peso, para mantener el peso al nivel adecuado de cada uno. Sin estar perdiendo, pero sin comer lo máximo para no ganar (que es lo que solemos hacer).

2.) Practicar diariamente ejercicio vigoroso durante 15 minutos.
El ejercicio físico es útil, y la forma más fácil de hacer ejercicio físico es usar las escaleras. Pero la realidad es que quince minutos de ejercicio vigoroso para poner en marcha el corazón tiene una ventaja no sólo cardio-vascular, sino que también una ventaja cerebral.
No es porque gastes calorías, sino que resulta que ese tipo de ejercicio literalmente aumenta la capacidad de las zonas cerebrales que nos permiten tener mayor control inhibidor: mayor capacidad de resistir tentaciones, de tomar decisiones a su tiempo y no aceleradamente. Es decir, cambia nuestro cerebro en una forma que nos es beneficioso.

Según los estudios de Arthur Camer (entre otros), parece que con 15-20 minutos diarios es suficiente, pero ha de ser un poquito vigoroso: aeróbico, para que de verdad te ponga el corazón en marcha.

3.) Fuerza a tu cerebro a hacer cosas que no sabe hacer.
Igual que los músculos hacen ejercicio, nuestro cerebro a la postre es músculo un poco especial que necesita hacer ejercicio también. Hacer ejercicio cognitivo para mantener la capacidad plástica del cerebro es importante.
Y aquí la puntualización, es darse cuenta de que lo que estamos hablando no es de hacer más de lo que uno ya sabe hacer, sino salir de la zona de comodidad: hacerle hacer a tu cerebro cosas que no sabe hacer. Por ejemplo: si no tienes idea de cómo bailar o de cómo hacer punto de cruz, son cosas que te harían mejorar la capacidades cognitivas.

La función cerebral está en todas las habilidades que hacemos. Si no sabes pintar quizá eso es lo que deberías hacer; pero como hobbie, dedicando esfuerzo. No sólo una vez, al igual que el ejercicio físico.
Si lo usas, lo vas ganando. Si lo dejas de usar, lo vas perdiendo.

Vídeoprograma Redes 163:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será publicado tan pronto como sea supervisado y aprobado.
No están permitidas las faltas de respeto ni la información sensible (como direcciones de correo o números de teléfono). Estos comentarios serán eliminados.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...