domingo, 18 de julio de 2010

Feminazismo, por Urian de Disruptive Sketchbook

Desde hace algún tiempo vengo siguiendo el blog Disruptive Sketchbook, que pese a hospedarse en esa dirección, los contenidos escritos por su autor (Urian) son objetivos y razonados; hable de lo que hable, sin absurdos fanatismos de por medio.

Quienes me seguís sabéis que los contenidos que leéis son propios prácticamente en su totalidad, pero cuando veo un artículo que me concierne y me interesa y no quiero perderlo (por si el autor original lo elimina o cierra blog) me aseguro de tenerlo si su autor me lo permite.

En esta ocasión Urian habla sobre una realidad existente en nuestro país que quien más quien menos habrá experimentado en situaciones cotidianas del día a día: El femazismo. Lo explica en su artículo Hablemos del Feminazismo.
Me limitaré a copiarlo a continuación ya que estoy totalmente de acuerdo con él y no tengo nada que añadir.
No es ningún secreto que el movimiento feminazi no nació de una evolución por necesidad del movimiento feminista sino más bien fue una escisión del movimiento gay, el motivo es que la dialéctica viene a ser la misma. El colectivo gay se ha dedicado durante años a repetir los mitos de que el hombre heterosexual es bruto, poco sensible, violento y poco inteligente comparado con ellos, no se han demostrado todavía de forma científica y comprobada esas afirmaciones, pero no paran de salir hipótesis. El colectivo gay siempre se ha salvaguardado de no culpar a las mujeres de sus desgracias, siempre han sabido que les es mucho más fácil atacar al hombre, si hubieran atacado abiertamente a las mujeres a base de estereotipos caducos lo más seguro es que el colectivo gay no hubiera tenido tanto éxito.

La dialectica del “heterosexismo” fue adaptada y cambiada semánticamente por parte de las feminazis, ya no era el argumento de luchar contra la homofobia, sino el de luchar contra la violencia de género sin proponer y dar soluciones reales, sino buscando la creación de fundaciones, asociaciones y cualquier tipo de enchufe político. Debido a que nadie con razón estaría en contra de que la mujer tuviera los derechos que le pertenecen como ciudadana, debido a que nadie con dos dedos de frente se pondría a favor de la violencia de genero ha acabado ocurriendo que han acabado por aprovecharse de todo ello.

El nombre de feminazis les va que ni pintado, no han parado hasta que han tenido su propio ministerio desde el que repartir propaganda en formato Goebbeliano, tampoco les ha faltado la idea de poner inspectores de género en los puestos de trabajo e incluso una carrera relacionada con toda la pseudo-ciencia basada en el odio que es el feminazismo. Se que a muchas de estas amargadas les jode el nombre de feminazi, solo por ello voy a usarlo.

Al igual que ocurrió con Nazismo, el cual se rodeo de una pseudo-ciencia para justificar sus erróneas ideas basadas en el odio racial, el Feminazismo basa sus ideas en una pseudo-ciencia para justificar su odio de género, dicen luchar contra la diferencia de géneros pero son los primeros en estar interesados que este tipo de desigualdad siga existiendo, son los primeros en no buscar soluciones reales porque saben que el día que se apliquen soluciones reales entonces se les acabara el chollo.

Estoy harto de tener que bajar la cabeza porque me pueden tachar de machista por no estar de acuerdo cuando una de las payasas que ha sido adoctrinada en la escuela, instituto o universidad por este movimiento suelta tonterías por la boca, tonterías poco o nada tienen que ver con la violencia de género o la igualdad, sino más bien argumentos que no se diferencian en nada a los que usaban los nazis con los alemanes rubios con ojos azules para que se sintieran superiores al resto.

Realmente me repugna la dialéctica que usan, una dialéctica que no se diferencia de la asquerosa dialéctica que usan los políticos para alzar el sentimiento de falsas e inexistentes naciones para tocar la fibra sensible de una población adoctrinada, pero esta vez lo hacen con el genero. No es extraño ver mensajes del estilo “Chicas, votad esto o estar de acuerdo con aquello porque vosotras lo valéis”, lo cual resulta un tipo de dialéctica muy guarra.

Lo primero que tenéis que hacer si queréis igualdad es destronar a todos aquellos que viven de la desigualdad.

1 comentario:

  1. A mi me parece una opinión exagerada, y quizás un poco extremista. Aunque reconozco que no tan extremista como cierto tipo de personas a las que se hace referencia "feminazis", que existen, por supuesto, y coincido en los argumentos que se plantean; ahora bien, no coincido (y aquí es donde veo la opinión exagerada) en que haya tanta cantidad de mujeres que sea así. Pero es precisamente porque ellas no son tontas, y pueden darse cuanta perfectamente de qué situaciones son machistas en España y cuáles no. Y la verdad, pienso que cada vez hay menos, y además todos estamos bastante mentalizados desde la igualdad. Así que, en resumen, me uno a lo que se dice de "no tener que aguantar a payasas" (como se nota la rabia ahí, jejeje) aunque afirmo que no son demasiadas, aunque alguna hay, y la que hay, es especialmente imbécil.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Tu comentario será publicado tan pronto como sea supervisado y aprobado.
No están permitidas las faltas de respeto ni la información sensible (como direcciones de correo o números de teléfono). Estos comentarios serán eliminados.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...